NORMAS Y PAUTAS PARA COLECHO SEGURO:

Muchos padres tienen miedo de dormir con su bebé porqué temen aplastarle o hacerle daño mientras descansan. Estos riesgos se pueden eliminar por completo si se siguen las normas de seguridad y así poder realizar un “colecho seguro”.

  • Si el bebé es menor de 3 meses y no está siendo alimentado con lactancia materna exclusiva, no es conveniente dormir en la misma cama, mejor usar una cuna adosada (cuna-colecho.) Recomendaciones por la Asociación Española Pediatría.
  • El colchón tiene que ser firme y suficientemente amplio para las dos o las tres personas que lo ocupen. Es importante que no se usen colchones demasiado blandos, y son totalmente incompatibles con el colecho los colchones de agua.
  • No dormirse nunca con el bebé en un sofá.
  • La colcha, edredón o manta no puede ser demasiado pesada.
  • El bebé no ha de estar demasiado abrigado. Además del calor de su propia ropa y de la ropa de cama, tiene el calor de las personas con las que comparte el lecho.
  • El bebé, al menos hasta los 9 meses, ha de dormir boca arriba (siempre que sea posible.)
  • Es totalmente desaconsejable el colecho si los padres son fumadores, y en el caso de serlo, nunca han de fumar dónde duerma el bebé.
  • Factores como: la obesidad importante, el consumo de alcohol o de sedantes serían no compatibles con esta forma de descanso.
  • Hay que tomar todas las precauciones posibles para que el bebé no pueda caer de la cama. Usar barreras de seguridad, colocar la cuna contra la pared.
  • En el caso de hacer cuna-colecho, asegurarse bien de que la tenemos fijada a la misma altura de nuestra cama.
  • Revisar y tapar los posibles huecos donde podría quedar atrapado.

“Nuestros bebés necesitan, quieren y están diseñados para COLECHAR”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *